Protege tu piel del sol

0 comentarios

Aunque no lo veamos, el sol emite una radiación llamada ultravioleta (UV), que llega a hacerle daño al órgano más grande del cuerpo humano, la piel.  Podríamos pensar que cuando el cielo está nublado o nos encontramos debajo de una sombrilla no nos veremos expuestos, sin embargo la luz se refleja en la arena o el agua, lo que no nos exime de los peligros de la radiación.

Se considera que desde las 10 de la mañana hasta las 16 horas, es cuando más se debe evitar la exposición al sol, puesto que son las horas en las que encuentras mayor intensidad de la luz ultravioleta. Es recomendable aplicar un buen protector solar de 15 a 30 minutos antes de la exposición al sol, y volver a aplicar después de dos horas de exposición continua.

 

 

El mínimo de Factor de Protección Solar que debes usar es 15 y cuando lo apliques, darle especial atención a la piel del rostro, manos y escote; además usar un protector solar para los labios es muy importante. La forma de aplicar los protectores solares debe ser siempre en piel seca, e intensificar la protección usando gafas y sombrero.

Usualmente cuando sufrimos quemaduras del sol, aplicamos crema, sin embargo es recomendable aplicarla una vez haya pasado suficiente tiempo y la quemadura no esté fresca, ya que los aceites de la crema pueden empeorar la situación. Lo que se debe hacer es aplicar gasas humedecidas en agua fría y consumir algún analgésico por vía oral; sin embargo en ocasiones las quemaduras pueden ser tan graves que te verás obligado a acudir a un centro médico; además debes hidratarte muy bien durante y después de la exposición al sol.

Los niños menores de 6 meses no deben estar expuestos al sol de forma directa, hay que hidratarlos con frecuencia, a más de vestirlos con ropa ligera ya que su mayor riesgo es sufrir insolación.

Aquí te dejamos una excelente opción: Protectores solares Bullfrog.

Dejar un comentario

Todos los comentarios en nuestros blogs, son previamente chequeados
Te has suscrito exitosamente !