¡Pies Bonitos! - Cuidando cada parte de tu cuerpo.

0 comentarios

Los pies son tan importantes como las demás partes del cuerpo; a veces nos olvidamos del cuidado que les debemos dar; así que es momento de darles atención y brindarles el tratamiento que se merecen. No hay excusas ya que puedes darles cariño tú mismo,  en casa, no es necesario ir a un centro estético para lograrlo.

Cabe recalcar que los consejos que te daremos a continuación, te ayudarán con la parte estética; aunque podrían aliviar algunas molestias, siempre es necesario y adecuado que si tienes un problema grave acudas donde un especialista que te pueda dar una solución médica.

Los pies son la parte del cuerpo que más sufre, deben aguantar el roce continuo del calzado y muchas veces la falta de ventilación, a más de que deben soportar todo el peso corporal. Y en el caso de muchas mujeres, los pies envejecen antes como consecuencia del uso de tacos demasiado altos o de zapatos que no están diseñados para brindar soporte y comodidad a los pies.

Al no tener un cuidado específico, la piel de los pies empieza a tornarse áspera y rugosa; y posteriormente empiezan a aparecer callosidades, fisuras, juanetes, etcétera.  Pero puedes evitarlo con ciertos cuidados y lucirás pies perfectos.

Una opción ideal es realizar una vez por semana, en un momento de relajación un Spa Casero para Pies. A continuación te mostramos una opción con sencillos pasos.

 

En un recipiente vierte un poco de agua caliente; la temperatura debe ser soportable al tacto. Recuerda que queremos consentirnos, no lastimarnos. 

 

El siguiente paso será elegir un producto adecuado. Una recomendación es usar Tree Hut Sal de Epson Humectante que alivia dolores y molestias mientras renueva la piel y los sentidos con esencia refrescante.

 

Agrega la sal y asegúrate de mezclarla bien con el agua, para que no quede concentrado todo en el fondo del recipiente y tus pies vivan la mejor experiencia. 

Sumerge tus pies por unos segundos, y relájate para que la experiencia sea agradable para tus pies y tu estado de ánimo. 

 

Masajea tus pies, de inmediato sentirás frescura y relajación. Hazlo hasta que lo creas conveniente. 

 

Por último seca suavemente; y ya, estás lista para lucir unos pies radiantes y aliviados de la pesadez que generas en ellos día a día. 

 

 

 

Dejar un comentario

Todos los comentarios en nuestros blogs, son previamente chequeados
Te has suscrito exitosamente !